sábado, 2 de septiembre de 2017

Volver a escribir...

Ya lo decidí... VOY A VOLVER A ESCRIBIR.... recuerdo que cuando era adolescente amaba escribir, es más mi mejor amigo siempre me alentó a hacer eso que tanto me gustaba... era un momento de privacidad conmigo misma, un escape a otro mundo... ya lo decidí...
VOY A VOLVER A ESCRIBIR...
Quiero volver a ser la Jime de antes y ya estoy a un pasito de lograrlo, empece a leer mucho, a disfrutar de mi día a día... retomé mi carrera, mi trabajo, mis relaciones sociales... ahora me falta empezar de nuevo con eso que tanto disfrutabas.

jueves, 17 de agosto de 2017

Hola Práctica...



Comenzando la última etapa.... vamos por la práctica ¿Va a ser fácil? NOOOO.... nada que valga la pena lo es, pero sé que lo voy a lograr.... 







martes, 1 de agosto de 2017

A sólo un pasito

CHAU DIDÁCTICA DE LA LENGUA Y LA LITERATURA.... ¡¡¡BIENVENIDA QUERÍA Y DESEADA PRÁCTICA!!! A sólo un pasito... este año me voy a recibir... más que feliz, todo esfuerzo tiene su recompenza.

martes, 11 de julio de 2017

soy un desastre como ex

Van casi 11 meses desde que me separé, ya dentro de poquito se va a cumplir un año desde que mi sueño más grande llegó a su fin.
Es terrible, pero admito que soy un desastre como ex... aún hoy cada tanto se me escapa un mensaje donde le expreso lo mucho que aún lo sigo amando y mis ganas terribles de volver con él, ese deseo inmenso de conformar un hogar y tener nuevamente nuestra pequeña familia.
¿Cómo alguien con dos dedos de frente va a querer volver conmigo? Si estando separados, cuando me enteré que formó nuevamente pareja, lo avasalle con mensajes ofensivos hacia su persona y hacia su nueva pareja, es más cometí el gran error de escribirle a ella, diciéndole que había roto una familia, que gracias a ella  él y yo no estábamos juntos; no sólo eso... me convertí en una detective...revisaba continuamente su perfil de facebook hasta el punto de que terminó bloqueándome...
Los 4 primeros meses de habernos separado mis sentimientos estaban en disputas... por un lado le escribía para insultarlo y hacerle ver todo el daño que me había hecho para después pedirle perdón y lo peor...decirle que teníamos que volver, porque habíamos estado 9 años juntos y teníamos un hijo en común...como si eso bastara.
En mis momentos de lucides me pongo a pensar: ¿Qué tengo en mi cabeza?... Los dos últimos años de relación me la pasé quejándome sobre su indiferencia, de que no me prestaba atención, que elegía más a sus amigos que a mi... ¿pero qué esperaba? yo le ofrecí algo que él no quería, un hijo y una familia...él la verdad no deseaba eso, él disfrutaba de la libertad, de las noches de amigos, de la cerveza y el tango y lo que tenía en casa no era eso, era responsabilidad, obligaciones.
Dos años quejándome de todo, de estar siempre sola, de no tener con quien compartir una salida al cine, de no recibir ayuda con el cuidado de mi hijo... ¿Por qué mierda aún le sigo escribiendo que lo amo si era yo, y solo yo la que se quejaba de todo? Supongo que ahora debería estar feliz, tengo la puertas abierta para recibir a la "persona indicada" ¿Qué me pasa entonces?
Supongo que el fantasma del abandono de mi viejo sigue dando vueltas, no pensé que él también me iba a dejar... supongo que es verdad y lo amo, y que me quejaba de balde, porque al fin y al cabo si recibía ayuda con nuestro hijo, él si estaba cuando yo en realidad lo necesitaba y aunque no quería una familia, se hizo cargo de todo y jamás jamás le escuche una queja.
Hace unos días atrás me dijo que ya no sentía nada de nada por mi, y que vivir conmigo fue su peor experiencia... horrible ¿no? Yo creí que estaba haciendo todo bien, siempre atenta a tener la casa impecable, a esperarlo con mates y cosas ricas para comer al llegar del trabajo, teníamos pautados los jueves de pizza y un fin de semana cada tanto me iba de mi abuela para dejarlo salir a su gusto y placer... pero no era así... mientras me mataba por hacer cosas "buenas" me quejaba, insultaba, agredía por no recibir lo que quería, que era atención... abrazos... cariño... sólo quería sentirme valorada pero nada llegaba, y no llegaba cómo yo quería y eso es lo que no supe ver, que a veces las personas quieren diferente.
Él quizás no era de decir todo el tiempo que me amaba, ni de dar muchos besos y abrazos... pero cuando me enfermaba me preparaba el tecito y  me lo llevaba a la cama... a veces cocinaba cosas riquísimas para mi y nuestro hijo... otras nos llevaba a cenar a fuera.
Las personas a veces no aman como nosotros quisiéramos que nos amen... y en eso estuvo mi error, en esperar que él me quisiera como yo quería ser querida... y al no recibir eso, vino el enojo, MUCHO ENOJO...hasta que él explotó y dijo ¡¡¡BASTA!!! dando por terminado 9 años de relación y una familia super planificada.
Soy un desastre como ex, lo sé, porque quizás él ahora esta comiendo con su nueva novia y le llega un mensaje de la pesada de su ex diciéndole "AÚN TE AMO"... y me imagino a él diciendo "otra vez esta"... ¡ja! y yo llorando como una tonta por no haber sabido ver a tiempo todo lo que tenía, porque me pasaba quejándome, cuando les juro por mi hijo que lo que más deseo en el mundo es estar los tres juntos ahora mirando un película y comiendo pizza.
Si alguna mujer esta pasando por algo similiar... si solo ve lo negativo en su pareja, ojo... mucho ojo, porque quizás él se esta esforzando a su manera por hacerlas felices, pero nosotras, las mujeres somos tan inconformistas.
Y si este post llega a la mujer de mi ex, desde ya que sepa que tiene al mejor hombre del mundo, aunque es sumamente frío y poco demostrativo, ese hombre sabe amar de verdad, les juro que no hay hombre más sincero y transparente que él... cuídenlo.

viernes, 30 de junio de 2017

Mi lugar preferido en el mundo



Esta situación surgió en una clase con alumnos de 12 a 13 años, yo estando de docente acompañante de la docente  titular.
La temática de la clase giraba en torno a Ana Frank, y su vida en Holanda, de lo cómoda que se sentía allí y de las muchas amistades que había hecho, en eso la profesora corta la clase para interpelar a sus alumnos y preguntarles cuál era su lugar preferido en el  mundo. Los alumnos van dando sus respuestas... en un momento la profesora me mira y me dice: y usted profesora ¿Cuál es su lugar preferido en el mundo?... en ese momento me encontré desprevenida, me encogí de hombro como dando a entender que "no sabía"... ¿cómo no voy a saber cuál es mi lugar preferido en el mundo? ¿Cuál es hoy mi lugar preferido en el mundo?... ¿y si no tengo un lugar preferido en el mundo? Seria muy trágico realmente.
Me puse a pensar que este año, tras mi separación, salvo mi hijo, me cuestas encontrar cosas lindas en la vida, la verdad no sé que estoy esperando, me puse objetivos que quiero lograr con la intención de que esos objetivos me abran la puerta de la felicidad, como si la felicidad estuviera a fuera, y hace que todo lo que me rodea por el momento sea algo hostil.
Creo que esa pregunta ¿cuál es mi lugar preferido en el mundo? me dejo pensando: ¿Qué pasa con mi vida?... supongo que hace unos años atrás, si me hubieran hecho esa pregunta, hubiera respondido sin vasilar, que mi lugar preferido era la casa de mi abuela (cosa extraña, casi todos los niños respondieron de esa manera) y es que siempre fue así, cuando me fui a estudiar a Santa Fe, amaba el momento de tomar el cole y pasar un fin de semana con mi abuela, comiendo todo lo que cocinara, despertarme a la mañana y tomar mates con ella... pero ¿ahora?... hoy, debería estar en la gloria, si vivo con ella, vivo en el lugar que "supuestamente" era mi preferido... ¿Qué pasó?... Pasó algo tan básico como esto: cuando uno se ve obligado a pertenecer en "su lugar preferido" este deja de ser un buen lugar, por más bien que te traten.
Es horrible pensar así, debería disfrutar más del proceso, mi abuela me esta ayudando mucho con Valen, me evita cuestiones doméstica como la limpieza de la casa, y la cocina y sin embargo ¿Que hace que este lugar ya no sea mi preferido?, obviamente, el deseo de no tener que vivir ahí, de tener mi casa, mis cosas, mi espacio, y que "mi lugar preferido en el mundo" es decir, la casa de mi abuela, sea sólo un lugar de escape del mundo.
Creo que todo esto tiene que ver con lo que plenteé en el post anterior, todo se debe a una cuestión de aptitud.... quiero seguir pensando que amo estar en la casa de mi abuela y voy a trabajar en eso en estos días, por dos motivos, uno, porque mi abuela se esta esforzando por hacer de su casa mi mejor lugar y dos, porque mi abuela no es eterna y quizás algún día, estando en mi casa, mi espacio piense "qué tonta fui, cómo no ser feliz con todo lo bello que me rodeaba"...
Sin dudas, tengo que aprender mucho de la vida: a no ser desagradecida, por ejemplo.

domingo, 7 de mayo de 2017

Me pregunto...¿Será cierto lo de la ley de atracción?

Después de mi separación nada fue fácil. Lejos de lo que había sido mi vida y mi sueño, tuve que volver a vivir en la casa de mi abuela, dejar mis hobbies y amigas y ponerme de pie lo más rápido posible porque existe una personita que sigue mis pasos y de la cual soy ejemplo de vida.
Creo que me di el lujo de llorar 3 meses seguidos a escondida, en cada rincón de la casa, a escondidas de mi peque, a escondidas de mi abuela y a escondida de mis compañeros de trabajo... fue duro, sin dudas, porque lo único que realmente deseaba era tirarme en la cama y morir ahí...yo que había trabajado tanto para tener nuestra casa cómoda, que trabajaba a toda hora para que no nos falte nada, que me esforcé por cocinar rico y variado, que intenté de alguna manera cargarme la mochila mas pesada para que él no tengas tantas responsabilidades... pufff... ¡¡tantas cosas hice para que nuestra pequeña familia no se rompiera! Pero bueno, como dijo una amiga "si hay que forzarlo, no es tu talla" y dejé todo... mi trabajo, mis muebles, mi vida y volví entre burlas y con un cajón de prejuicios (de lo que no quería ser, como "madre soltera" por ejemplo") a rehacer mi dignidad y a sacarle sonrisas a mi Valentín que al fin y al cabo fue mi sueño cumplido (ser mamá).
Tres meses lo lloré con angustía, le mandé miles de mensajes diciéndole que teníamos que volver, que lo amaba, 3 meses...si, 3 meses en los que él no perdió el tiempo y cuando aún en nuestras sábanas permanecía mi perfume metió a otra que ocupó muy bien mi lugar, ya que se ganó una salida al cine (que por meses había pedido yo sin respuesta positiva -nunca había plata para gastar en mi-) y se ganó ser su compañera en varias milongas (lugar que yo tenía prohibido visitar).
El primero de enero fue cuando decidí tomar las riendas de mi vida, y llené mi habitación de carteles positivos, de proyectos que quiero cumplir, de metas...
Van cinco meses desde que empezó el años... en estos cinco meses saque 1 de las 3 materias que me faltan para recibirme, empecé el gimnasio y también teatro (actividad frustrada a mis 10 años) y gracias a Dios he podido seguir comprándome muebles para mi futuro nuevo hogar.
¿Si estoy feliz? Sería muy hipócrita de mi parte decir que soy feliz, porque aún me duele haber terminado una relación que duró 9 años, haber terminado con un proyecto de vida que creí eterno y al que le dí mucho mas de lo que tenia para dar, pero admito que desde que empece a vivir por mi, por lo que me gusta, todo cambió, me siento mas libre, más tranquila, con más paz, porque sé que estoy haciendo las cosas bien ¿cómo lo sé? Porque todo lo que hago lo hago por mi (y por mi hijo).
¿Si creo en la ley de atracción? Creo que si existe, ya que desde que cambié mi actitud ante la vida, todo me ha estado yendo muy bien.
Una cosas más... todo ha empezado a irme mejor desde que me aleje un poco de las redes sociales, desde que decidí que ya nadie debía opinar de mi vida, desde que opté por alejarme de todo lo que me hacía mal (y es que muchos se alegran de verte en el piso)
Espero les sirvas, hay situaciones que duelen mucho, pero no podemos permitir que nos maten, tenemos que seguir por nosotros, porque valemos mucho y porque si se intenta, todo es posible.
Aún me falta un camino largo, no creo que este año logre volver a vivir en Santa Fe, primero tengo que cumplir otros objetivos que me van a permitir pensar en volver...por eso de a poco y con paciencia y sobre todo con mucha energía positiva.

jueves, 6 de abril de 2017

¡¡Chau Literatura Argentina!!

El 8 de marzo rendí bien Literatura argentina, la materia número 33 de 35... sin duda requirió mucho esfuerzo de mi parte, porque con todo lo que me tocó pasar estos meses, sin duda sentarme a estudiar requirió mucha fuerza de voluntad.
Pero, en fin, estamos a sólo dos pasitos... ya pase las peores materias, ahora voy por Didáctica Especifica... este año me tengo que recibir...