jueves, 6 de abril de 2017

¡¡Chau Literatura Argentina!!

El 8 de marzo rendí bien Literatura argentina, la materia número 33 de 35... sin duda requirió mucho esfuerzo de mi parte, porque con todo lo que me tocó pasar estos meses, sin duda sentarme a estudiar requirió mucha fuerza de voluntad.
Pero, en fin, estamos a sólo dos pasitos... ya pase las peores materias, ahora voy por Didáctica Especifica... este año me tengo que recibir...

domingo, 15 de enero de 2017

Final

Me separé... así no más... me separé.
Después de intentarlo, de pelearla, de hacer lo posible por hacerlo feliz me terminó dejando por un hobbi, por amigos y cerveza... fui para él, menos que todo eso, fui algo tan sin importancia.
¿Y ahora qué? Seguir.... ¿seguir hacia dónde?
9 años de novios, dos y medio de concuvinato... me olvide de vivir por mi, vivi tanto por él y por mi hijo que me olvide de vivir por mi... ¿cómo volver a empezar? No sé... supongo que lo primero será terminar mi carrera, empezar a cerrar puertas viejas.

martes, 9 de diciembre de 2014

¡¡Quedan 3 pasitos!!

RENDÍ BIEN LITERATURA HISPANOAMERICANA....Super feliz, realmente no me alcanzan las palabras para expresar lo que siento, una materia que por mas de un año y medio me tuvo bloqueada, sin poder avanzar.
Feliz, feliz, feliz...a seguir para adelante y quizás, quizás 2015 sea mi año y obtenga mi título.

viernes, 14 de noviembre de 2014

¿Esto es lo que soñé?

Increíblemente siempre soñé con tener mi familia... sí, de esas compuestas por un papá y una mamá; de esas que se ven en la tele tan felices... Ya sé que a mis 27 años no puedo creer en la vida color rosa, pero creo que lo que siempre anhele no me gusta tanto.
Y es que pienso, no sé...nunca tuve una familia compuesta por un papá y una mamá... quizás las mamás y los papás están destinados a mostrarles a sus hijos ese mundo color felicidad sin ser ellos felices... y si tan solo hubiera sospechado un poquito que todo sería de esta manera, hoy no estaría acá, intentando vivir sin estar viva...colocándome la máscara de felicidad para enseñarle a mi hijo que debe sonreír....
Duele ver que el discurso de la "familia feliz" es un mito , y maldigo a aquellos que se guardan el secreto. Deberíamos advertirles a todos, que pronto el amor se termina, que de repente te encontrás ahí, parada sola con un bebé en brazos... intentas remarla de todas las maneras... te haces la cocinera, y lo esperas con cosas ricas a la salida del trabajo... te haces la "buena onda" para que tenga ganas de volver a casa y estar junto a esto...si, esto que intentamos ser...una familia; dejas la casa limpia... tratas de hacer lo mejor posible en todo (o en casi todo) pero qué tenemos...un hombre que anhela estar con sus amigos, que no aparta los ojos de su celular y solo ríe con los mensajes que recibe, un hombre que te toca (y sólo por obligación) una vez por mes (con suerte dos)...  que nunca te dice cosas linda, sino lo mucho que desea una cerveza en ese momento.
Antes, cuando era chica... si la pasaba mal con alguien, me iba con otro y listo: problema solucionado... pero ahora, cuando uno se vuelve más grande y comienza a tomar conciencia de todos los peligros que hay en ese "conocer una nueva persona" (vivimos en la sociedad del miedo) piensa dos veces qué va a hacer... y así surgen los refranes "mejor malo conocido, que bueno por conocer" o los concejos: quedate con él, quizás conoces a otro que es peor... y así, poco a poco surge la resignación, y ves a tu hijo y decís..."bueno, lo hago por él"... y tus días transcurren así: sintiéndote fea, no amada y sobre todo, y lo que es mas triste "infeliz".
Y no es que no ame a mi compañero de ruta... lo amo como nunca ame a nadie... pero realmente no siento ese mismo amor de él hacia mi ( y no me vengan con ese dicho "que no te ame como vos quieras, no significa que no te ame" porque no me la creo); y así voy todos los días muriendo un poco más...  de repente me encuentro saliendo de casa para el trabajo y del trabajo para casa... en el trabajo cuido hijos ajenos y en mi casa a mi hijito amado... y sólo río auténticamente cuando mis alumnos me cuentas cosas, cuando los veo hacer travesuras... y con esa "poca buena onda" con la que me cargan mis alumnitos, llego a casa y se la trasmito toda a mi bebé, que sin duda se merece lo mejor, y canto, bailo y jugamos con mi bebé toda la tarde sin que él sospeche que estoy muerta por dentro... y cuando duerme descargo todo ese mal que me aflige, ese malestar de no sentirme querida, de nunca haberme sentido querida (mi papá me abandonó, para mi mamá siempre fui un cargo) y que quizás ese es el karma con el que tengo que vivir.
¿Cuándo me di cuenta que todo esto me pasaba?
Creo que me hizo falta ver la vida a la cara para darte cuenta que estaba muerta, y comenzas a anhelar estar viva... Si, ver ese rostro de felicidad; de sentirse viva, amada y envidias eso (¡ojo! un envidia buena) y te decis "pucha, la cara de esa mujer irradia felicidad, ¿y la mía?"... La mia...Dios... le calleron todos los años juntos de una día para el otro... una cara cansada, triste... soy un cuerpo que no irradia nada... soy una muerta que sigue caminando por las calles.
Y no le voy a echar la culpa a mi pareja, no... eso no, cada cual debe hacerse responsable de lo que eligió y lo que elige...
Yo elegí estar muerta...Así me hacen sentir todos los días.

lunes, 12 de mayo de 2014

Conocer nuevos alumnitos siempre es bueno

La verdad es que yo no termino de encontrar mi lugar en el mundo pero sé donde me gusta estar.
Hace poco tomé un reemplazo en una escuela a la cual al decir verdad le tenía miedo. Muchos me la venían recomendando, no por buena, sino por mala... es decir, lo profesores titulares buscan cualquier excusa para poder faltar y no enfrentarse a sus alumnos.
Bueno, el caso es que ante la falta de trabajo y la desesperación por el NO ingresos de dinero a casa, llevé un curriculum, el llamado fue instantáneo, no alcance a salir de la institución que ya me dieron un reemplazo de un mes. ¿yo? Feliz, porque tenia trabajo, pero a la vez triste porque tenia miedo de exponer a mi pequeño a malos ratos.
Sin embargo, ¿qué puedo decir? ... Uno discrimina a veces sin sentido y habla sin saber... no sé si por verme embarazada, o porque al fin y al cabo les caigo un "poquito bien" pero el curso que me tocó es maravilloso. Los chicos son adorables, buenos e inteligentes.
No sé porque tengo esa facilidad para encariñarme con los chicos, llega ese punto en que termino adoptándolos a todos y me extraña si alguno falta, me preocupo si los veo mas callado de lo normal.
Esto de encariñarme con mis alumnitos a veces lo veo como algo malo, porque al terminar mi reemplazo la que sufre soy yo... los extraño tanto...
Pero bueno, lamento no haber llevando antes un curriculum, quizás si no me hubiera dejado llevar por los prejuicios, hubiese conocido gente tan especial como ellos mucho antes.

martes, 8 de abril de 2014

Todo puede estar peor

Es increíble, pero justo el año que decido formar mi familia, este país se viene a bajo, el gobierno quita todos los subsidios a gas y luz y yo no engancho ningún reemplazo...
Estoy muy triste por no tener trabajo, pero a la vez estoy aprovechando a full el tiempo para poder rendir hispanoamericana antes de que nazca mi bebito.
No sé que va a pasar, no se qué nos va a pasar... pero aún no me rindo.

viernes, 7 de marzo de 2014

LA GRAN NOTICIA..

Bueno, quizás la gran noticia sería que acabo de recibirme... pero no, aún no cumplo ese objetivo. Estoy a cuatro pasitos de la meta, por ahora LITERATURA HISPANOAMERICANA me esta llevando mas tiempo del estipulado y es que los libros que integran el programa no ayudan mucho.
La gran noticia es que voy a ser madre. Sí, después de mucho desear un hijo, al fin viene en camino. Estoy de 4 meses y muy feliz porque gracias a Dios hasta ahora todo marcha muy bien.
Esta noticia supuso un gran cambio en mi vida, ya no vivo más en la residencia de estudiantes sino que acabo de juntarme con mi novio y ahora más que nunca necesito trabajar.
Si bien estoy feliz, estoy un poco preocupaba y es que los grandes cambios siempre traen miedo sobre lo ha de venir y pasar.
Últimamente estoy muy sensible y acarreando mucho resentimiento hacia mi novio. Sé que no es bueno, pero a veces siento que trato de hacer todo para que las cosas marchen bien y él no agradece ni hace nada. Gracias a mi abuela y a mi cuñado pudimos encontrar un dpto acorde a nuestro presupuesto y comprar casi todas las cosas, sin embargo él aún no ha comprado nada.
Quizás estoy así por el embarazo y los cambios hormonales, pero sinceramente siento que no debería haber invertido tanto en las cosas de la casa y tendría que haberme ido a vivir con mi abuela... ella me contiene, me aconseja, y es una gran compañía. 
En estos momentos, que mas necesito a mi novio es cuando  más sola me encuentro y siempre tengo esas ganas de llorar...
Pero bueno, trato de ser optimista y espero que las cosas cambien; él bebé lo busqué yo, así que cuando quiera irme con mi pequeño haremos las maletas y nos iremos a ser felices a otro lugar.
No quiero arruinarle la vida a nadie, ya demasiado se las arruine a mis papas cuando vine a este mundo (creo también que por eso me preocupe tanto en comprar la mayoría de las cosas de la casa, porque me sentía responsable de no tener un hogar preparado para mi bebé)... así que bueno, si no funciona me iré.